Inventor: Alejandro de Goicoechea
Nacionalidad: Española
Nacimiento: Vizcaya, 1895
Fallecimiento: Madrid, 1984
Invento: Talgo (acrónimo de Tren Articulado Ligero Goicoechea-Oriol)

Como dijimos el miércoles pasado, hoy os presentamos un inventor español, Alejandro de Goicoechea, al que se le concedió la patente de invención 141.056, por “un nuevo sistema ferroviario de transporte por rodadura elevada”.

Desde joven, estuvo relacionado con el mundo ferroviario. Ingresó en la Escula de Ingenieros del Ejército y después fue destinado en el régimen ferroviario. En 1921 decide dejar todo lo relacionado con el Ejército para formar parte de la Compañía del Ferrocarril Bilbao-La Robla, ocupando la jefatura de materiales de tracción hasta 1936.

Durante esos 15 años, aplicó nuevas técnicas de soldaduras empleadas en Bélgica y Alemania, con el fin de conseguir unos vagones más ligeros, rápidos y resistentes. Así en 1926, presentaba el primer vagón, completamente soldado, sin remaches ni tornillos, que fue patentado al año siguiente en el Registro de la Propiedad Industrial.

Alejandro G. comienza a interesarse por los trenes de viajeros debido al alto índice de heridos en los accidentes a causa de las astillas de los vagones. Es en 1931 cuando ingresa en un nuevo proyecto de un tren de rodadura elevada, muy ligero, por completo articulado e indescarrilable, esto último debido a que su bajo centro de gravedadcapacitaba grandes velocidades sin apenas riesgo. La Guerra Civil interrumpió los trabajos.

Goicoechea se incorpora al ejército vasco, en 1937, como capitán de ingenieros y encargado de las fortificaciones de Bilbao. En marzo de ese año, se pasaba al bando franquista, lo cual provocó la posterior caída de la ciudad.

A partir de 1939, con el apoyo del mando militar, recuperó sus viejas ideas sobre el tren. En 1941, ya había un prototipo en la línea Madrid – Leganés. En 1942, el Talgo I realizaba su primer viaje entre Madrid y Guadalajara. Un segundo modelo (Talgo II), era producido en Nueva York en 1949 y al año siguiente ya funcionaba para Renfe en la línea Madrid – Valladolid. Varios de estos avances han sido incorpordos a los actuales trenes de alta velocidad.

Retirado como teniente coronel, Alejandro Goicoechea falleció en Madrid en 1984.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí