HellBoy, la pelicula (2004) y HellBoy 2, el ejército dorado (2008), son filmes de acción y fantasía, ambas dirigidas por el mexicano Guillermo del Toro. Adaptación a la gran pantalla del cómic que nació en el año 1994, del puño de Mike Mignola.  No tan solo están a la misma altura, sino que me atrevo a decir que la secuela supera a la primera, ya que
ha cuidado todavía más y mejor algunos aspectos técnicos.

Acción, amor, emoción con un ritmo maravilloso, marcado en muchas ocasiones por la banda sonora, sobretodo en “el ejercito dorado”. Donde pule muchos aspectos como por ejemplo la digitalización, se nota mucho más afinada en que en la primera “HellBoy”. Donde mejor se aprecia es en los increíbles y horribles  monstruos. En la segunda cinta, la integración de todos los elementos se acerca mucho a la perfección. 

Personajes perfectamente caracterizados. Inmersos en los más variados y fascinantes ambientes. Un mundo de fantasía donde los buenos y los malos, no tienen mucho que ver con el aspecto exterior que muestran. Un demonio mucho más humano que la mayoría de los hombres. Los colores que utilizan en toda la cinta son muy saturados. Rojos, azules, verdes, etc., todos ellos con sombras muy marcadas, tal y como ocurre en el comic. Consiguiendo así demostrar su fidelidad al mismo.

Controla el lenguaje cinematográfico con maestría. Con unos planos de detalle deliciosos, al ritmo de unas escenas maravillosas, concordando a la perfección la narrativa de las imágenes.  Se podría definir como la poesía descrita en imágenes, supongo que tiene mucho que ver, el partir del cómic. No podríamos encontrar un mejor storyboard. Resultando así un producto muy cuidado, fotograma tras fotograma muy estudiado, la disposición de los elementos. Cada movimiento de los personajes. Cuida la estética al detalle y eso se resume en un delicioso metraje llamado HellBoy.

Mister ABG

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí